viernes, mayo 26, 2006

HOY TAMPOCO PUEDO ESPERARTE

Mi canción de la semana.

I´ll write you a letter tomorrow
Tonight I can´t hold a pen
Someone´s got a stamp that I can borrow
I promise not to blow the address again

Lights that flash in the evening,
Through a crack in the drapes

Jesus rides beside me
He never buys any smokes
Hurry up, hurry up, ain´t you had enough of this stuff
Ashtray floors, dirty clothes, and filthy jokes

See you´re high and lonesome
Try and try and try

Lights that flash in the evening,
Through a hole in the drapes
I´ll be home when I´m sleeping
I can´t hardly wait
I can´t wait.
Hardly wait.

Nunca me quedó del todo claro el borrachuzo talento de The Replacements, tan alabado por la prensa musical, pero sólo por esta canción merecen mi voto de confianza. Confieso con cierto verguenza que apenas le presté atención a "Pleased to meet me", el disco que la contiene; en cuanto suenan los acordes iniciales de "Can´t hardly wait", los demás temas desaparecen arrollados por su ritmo contagioso y lo único que necesito es escucharla una y otra vez sin perder la emoción, emoción mezclada con la etílica y siempre rasposa voz de Paul Westerberg, suplente mayor del equipo de Minneapolis. Emoción negra, soulera, festiva en los vientos que irrumpen abrupta pero delicadamente, combatiendo la melancólica manera en que son cantadas un puñado de imágenes que no regalan ninguna certeza. Es una canción de amor? La descripción de una borrachera o un buen colocón? Probablemente ambas cosas y ninguna. La interpretación corre por cuenta tuya y de tu estado de ánimo.